Vida retirada que llevan determinadas comunidades*

Obra realizada para un proyecto expositivo que plantea una metáfora visual en torno a la sobreexposición informativa que todos padecemos como ciudadanos inmersos en una sociedad dominada por los medios de comunicación masiva. El proyecto se concentra en un medio de comunicación específico predominante en el tejido 2.0 actual: Las redes sociales. Cuestiona hasta qué punto el individuo es capaz de asimilar correctamente este “chute” informativo, visual y colectivo, además de plantear cuestiones acerca de sus usos. Estas cuestiones rondarán las problemáticas en cuanto a niveles de popularidad, “likes” a discreción, necesidad del “follow me”, estrategias de mercado, #nosehablarsinhashtag, marketing, síndromes narcisistas, “selfie” y otros retratos.

Con Clausura quiero aportar al proyecto una metáfora de como en los tiempos digitales que corren estamos encerrados y obcecados en estar continuamente publicando, mirando y opinando en nuestras redes sociales. Preocupados del que dirán, cuantos likes o comentarios conseguirá cada publicación y de aumentar cada vez más el número de followers, transformándonos así en un subproducto de las redes, dejando de lado nuestra propia esencia y cargando día a día con el gran peso de las apariencias.